El paraje La Vigilancia, nuevamente bajo el agua ante la falta de obras hídricas

A menos de dos meses de sufrir una de las inundaciones más importantes de los últimos años, la recientes lluvias volvieron a desnudar la falta de obras hídricas. “Pasaron más de 50 días y no se hizo ninguna obra, hoy otra vez tenemos 40 centímetros de agua”, señaló Gastón Amadei.

Durante la primera semana de enero productores rurales del Paraje La Vigilancia, solicitaban -como hace 10 años atrás- al gobierno Provincial la limpieza de los canales que pasan por el distrito y la ampliación de los puentes sobre la Autovía 19.

A menos de dos meses de ese pedido nada a pasado, por el contrario. La lluvia del último viernes -más de 150 mm.- empeoró la situación de los tambos de la zona afectada que suman unas 2000 hectáreas.

El productor Gastón Amadei recordó que en los últimos 10 años ante cada lluvia en la zona y cuencas arriba -desde el noroeste- la situación fue empeorando. “Hace 10 años que venimos pidiendo lo mismo: adecuación de los canales y nuevos puentes en la Autovía 19, pero nada de eso ocurre. Hoy con apenas 50 milímetros el canal desborda y nos inunda cientos de hectáreas”.

El panorama para la producción tambera de esa zona que va desde San Jerónimo del Sauce hasta Sa Pereira, es caótica. Las obras hídricas que solicitan desde hace años los productores evitarían la inundación de miles de hectáreas ubicadas en el sector norte de la Autovía 19.

“El tambo está anegado, con unos 40 centímetros de agua después de la lluvia del viernes. Es muy poco lo que fue bajando en estos días. Por suerte no llovió en otros localidades, sino la situación sería mucho peor”, explicó Amadei.

En este sentido el productor manifestó que es casi imposible continuar con la explotación lechera, “cuando en 55 días se vuelve a inundar todo”.

Por otra parte Amadei señaló que en enero de este año volvieron a solicitar la limpieza del canal (lindero al principal Santa María-San Jerónimo), pero hasta ahora no hubo respuestas. “Nos es un pedido de hace días, sino de 4 años . Son tan solo tres kilómetros, que aliviaría muchísimo la situación”.

Vale destacar que desde la catástrofe hídrica de 2007, los productores vienen solicitando a las autoridades provinciales y nacionales obras de drenaje en la zona, sin ningún tipo de respuestas.

“El puente sobre la Ruta Provincial Nº 10, ampliado luego de ese año, hoy tiene una luz de 80 metros, pero esa masa hídrica tiene que pasar cuando llega a la autovía por un puente de apenas 18 metros y dos alcantarillas de 10 metros. Eso lleva a que los canales desbordan inundando miles de hectáreas, donde el agua tarda semanas en irse”, amplió.

En caída libre

La producción tambera de la zona sigue por el piso desde abril de 2016. “Pasamos de una producción promedio de entre 4500/5000 litros a 1800. No pudimos sembrar nuevas pasturas porque el agua tardó semanas en irse y a duras penas pudimos hacer algo de reservas, pero así como están las cosas no se como vamos a seguir”, añadió.

Amadei precisó que hace 11 meses se invierte todos los días para ir recuperando lo que el mes de abril del año pasado se llevó. “Es lamentable, no se cuantos productores más van a aguantar. Es imposible continuar así, volver a poner el tambo de pie, es casi imposible”.

Por último manifestó que la ayuda anunciada por el gobierno provincial (un fondo de 400 millones de pesos) no soluciona el problema. “Hoy se necesita una ayuda extraordinaria, la misma que hacía falta en abril del año pasado que nunca llegó y menos aún en enero de este año. No hay espalda ni capital para volver a invertir en la actividad”.

FUENTE Y FOTOS: EL CRONISTA DE LAS COLONIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *