Esperanza: una abuela vendió a su nieto por $30.000

En la jornada de hoy, se le otorgó prisión domiciliaria a todos los involucrados por tener menores de edad a su cargo.

Esperanza fue el epicentro de un insólito caso que genera incertidumbre en la sociedad. El sábado pasado, un bebé fue rescatado de un domicilio en aquella ciudad por los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) Oficina de Trata de Personas y Violencia de Género. Su madre había hecho la denuncia el día anterior: manifestó en aquella ocasión que la abuela del menor lo había retirado de su hogar mediante aparentes engaños y ella jamás volvió a ver a su hijo.

El procedimiento policial fue el corolario de una investigación que lleva adelante la fiscal María Laura Urquiza. En Aire de Santa Fe dialogamos con ella para conocer los pormenores de la causa. “La fiscalía tomó conocimiento el día sábado de la denuncia que realiza una mamá por la sustracción de su bebé, que al momento de ser desapoderado de ella tenía la edad de dos meses. Esto fue cuatro meses atrás. Con el devenir de la investigación, ella tenía indicios de lo que podría haber pasado”

“Al principio no se refería a la venta: decía que la abuela del menor lo había retirado del domicilio bajo la excusa de llevarlo al médico. Y nunca lo devolvió, explicando que se lo había entregado a una familia que podía cuidarlo mejor que ella”.

“Con el correr de la investigación, se pudo establecer que el niño estaba viviendo con la familia a la cual había sido entregado. Y presuntamente estamos en condiciones de afirmar que habían pagado una suma de dinero por él. La audiencia de medida cautelar había sido solicitada el domingo. Así, se llevó a cabo durante esta mañana: se acordó con la defensa medidas alternativas a la prisión preventiva. Uno de los factores es que todos los involucrados tienen niños a su cargo. La abuela de 40 años, por ejemplo, tiene 6 hijos menores de edad. Y los niños que tiene la otra familia fueron entregados a otros parientes”, agregó la fiscal.

“Se puso al bebé a disposición de la Subsecretaría de la Niñez”

Tanto a la abuela como a quienes realizan la compra del menor se les otorgó la prisión domiciliaria por las causas antes mencionadas.

“Por el delito que se les había atribuido la pena mínima es de 5 años de prisión”

“Lo mismo corresponde para quienes efectúan la compra, porque es el mismo tipo penal de delito: retener a este menor. De todas maneras, no podemos afirmar que lo hayan sustraído en contra de la voluntad de la madre. Sí que el bebé pasó a vivir con esa familia, y que es muy probable que hayan pagado el precio de $30.000“, argumentó la fiscal a cargo.

¿Los próximos pasos judiciales? “Nos falta recabar algunos testimonios, si bine ha sido corto el tiempo en la realización de la denuncia”, concluyó.

FUENTE: AIRE DE SANTA FE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.