Honesto, leal y generoso…

Honorable, laburador, humilde…

Tantas son las palabras con las que podemos calificar a un hombre que desde su juventud le dedicó tantas horas de trabajo  a su “querida escuelita de Coronel Rodriguez”, años más tarde y ya radicado en San Carlos colaboró y formó parte de las comisiones de distintas instituciones sancarlinas, pero su corazón latía muy fuerte por una de ellas: el Club Ciclista San Carlos.

Hace muy poco, en setiembre, festejó sus 90 años junto a toda la gente que lo acompañó  siempre. Su sentido del humor, sus bromas y su célebre frase “jodido pero contento” lo acompañó durante todo el evento

Hoy, dejó este lugar, un amigo: Alcides Sartori… Q.E.P.D.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.